mié, 4-04@15:49

Acostumbrarse

Dice el diccionario de la RAE:

acostumbrar:
- 1. tr. Hacer adquirir costumbre de algo.

costumbre:
- 1. f. Hábito, modo habitual de obrar o proceder establecido por tradición o por la repetición de los mismos actos y que puede llegar a adquirir fuerza de precepto.

Resulta que el tiempo nos impulsa inexorablemente a la toma de costumbres. En todo, absolutamente todo lo que nos rodea, podemos definir un ciclo vital constante que nace en la curiosidad, en la excitación de lo nuevo, de lo desconocido, para ir convirtiéndose poco a poco y sin dejar que lo percibamos en una costumbre, es decir, en un repetir las cosas sin apenas pensar en ellas, sin vivirlas con esa ilusión y ese afán de devorarlo con que se hacía al principio.

En la vida hay facetas en la que acostumbrarse es algo agradable, que elimina problemas o sufrimientos, y que hace que nos adaptemos más a nuestro entorno y podamos disfrutarlo.

Otras veces -la mayoría-, sin embargo, acostumbrarse sólo implica perder algo que hemos ganado, o que nos ha venido dado, pero que en todo caso nos gusta, hasta el momento en que pasa a convertirse en algo normal, algo que está ahí siempre sin que lo persigamos, y es en ese momento cuando empieza a perder su valor, a convertirse en un precepto.

Cuando llegamos a caer en esta costumbre, al lado "oscuro" de acostumbrarnos, resulta -al menos en apariencia- imposible recuperar lo que teníamos antes, y en el ¿mejor? de los casos terminamos golpeando nuestra cabeza contra nuestro particular muro de las lamentaciones, odiándonos por haber dejado que ese algo se nos escape a fuerza de costumbre.



Yo, por más tiempo que pasa, no termino de acostumbrarme. Ojalá tú no lo hicieras.

-kali dixit, kali drinkit- | [enlace permanente] | Categoria: general